5

Mi experiencia con las entrevistas de trabajo

Buenas Coleguis!!✌🏼 Vamos a coger este post con alegría y alboroto que vengo a contaros mi experiencia con las diferentes entrevistas que he hecho en mi corta trayectoria profesional. Y tiene tela la cosa. En las dos últimas entrevistas que tuve, compartiré contigo también la vestimenta que utilicé en cada una de ellas ya que creo que es importante que tengáis en cuenta incluso par de cosas sobre eso. Estas dos últimas entrevistas fueron algo especiales porque las viví con la madurez y soltura con la que quizás no viví las otras. Espero que este post te sirva para que te hagas una idea de algunos tipos de entrevistas que te puedes encontrar, al menos en el sector del Marketing, y te ayude a afrontar tu primera entrevista. Así como también espero que lo que yo viví en cada puesto sirva para que conozcas que cosas puedes encontrarte…

Cuando uno sale de la universidad o del módulo, o curso, o cualquier formación que esté haciendo para prepararse y adquirir determinados conocimientos, tiene una preocupación casi tan grande como es el interrogante sobre su futuro, algo que a todos en ese punto nos aterra. Sí, me refiero a la primera entrevista. No sabes como afrontarla, si estas preparado para ello, si te sudarán demasiado las manos o si al final conseguirás que te salga un hilito de voz para al menos poder responder a lo que te pregunten. 

En esos momentos cuando sabes que X día tendrás tu primera entrevista solo se te viene a la mente la típica escena de las películas donde está ese jovencito que aspira a ser becario (en ese momento no aspiras a más pues ese es el principio de tu carrera profesional) en una sala repleta de candidatos (es tu primera competencia en el mundo laboral) que tienes que vencer para hacerte con el puesto. Y por si eso fuera poco, la imaginación continua… De repente te ves en una sala corporativa con gente trajeada que crea un ambiente frío y distante para demostrarte quien manda ahí. Como si eso no lo supieras tu, como si eso no se notara desde que entras por la puerta…

Pues bien, no se si eso te ha pasado a ti o te pasará llegado el momento, pero a mi me pasó. No paraba de pensar en ello, de preguntarme si estaría a la altura, si me acordaría de cosas técnicas que demandaba el puesto y que yo debía saber para conseguirlo, etc Sí, me pasó. Pero solo esa vez, después mi mentalidad cambió con el resto de entrevistas. Eso no significa que te vaya a pasar igual, quizás tu eres de una manera que «todo» te pone nervioso, o todo lo contrario. 

Ahora que pasó el tiempo, lo sopeso y creo, bueno más bien estoy segura, de que a mi lo que me ayudaba a afrontar las entrevistas era el «descaro» y la autenticidad que construyen mi forma de ser. Siempre iba tranquila, a excepción de la primera vez, porque sabia que lo que iba a mostrarles era a mi misma. Sin caretas, sin argumentos edulcorados. Solo yo, solo Esti. Y eso para mi era fácil, porque no tener que interpretar un papel se siente como cuando un barco libera amarras y zarpa con el viento de guía. Pues igual. Sí, me acabo de poner romanticona, pero es así. Esa es la libertad que te da el ser uno mismo en todo momento, en todo lugar y con toda persona.

Siempre iba segura de mi, que no significa que fuera segura con el puesto, en cuanto a llevármelo me refiero. Siempre iba segura de lo que yo podía ofrecer, de lo que valía y también de aquellas aptitudes de las que carecía. Es muy importante saber de que cualidades careces porque es el primer paso para llegar a aprenderlas, a adquirirlas.

No tengo una mega experiencia en entrevistas, solo he ido a 4 y por suerte, hice un 3 de 4. Es decir, conseguí 3 de los puestos. Pero en la «corta» experiencia que he tenido con las entrevistas puedo decirte que con ellas se aprende muchísimo y se crece profesionalmente, aunque después no te llamen. Desenvolverte, dialogar con los entrevistadores, darte cuenta de hasta donde sí sabes y hasta donde no (eso lo ves claro cuando te preguntan cosas que no te suenan ni por asomo) y muchas más cosas.

Así que te recomiendo que vayas a todas las que puedas y pongas toda tu atención en ellas. Es más, una vez ya pasen los años y seas más mayor es bueno seguir yendo a entrevistas aunque ya tengas trabajo y a priori no tengas intención de dejarlo.Pero creo que es bueno hacerlo porque así sigues aprendiendo, viendo como evoluciona tu sector y sabiendo que demandan en él. Eso te ayudará a estar al día y a ponerte las pilas en lo que necesites.

Bien… pues sin más rollos, vamos al lío!! 😉

 

Mi experiencia con las entrevistas de trabajo

 

¿CÓMO FUE MI ENTREVISTA EN AHORRO.NET?

Es o fue, porque no se si sigue «viviendo», una empresa del sector financiero. Se trataba de un «serpa» financiero que te educaba sobre el ahorro para que ahorraras y te ayudaba con pagos básicos gracias a algún descuento que te ofrecía por ser usuario de Ahorro.Net Si mal no recuerdo había descuentos para la luz o movidas así, gracias a las alianzas que tenían con varias empresas y entidades. Tenían un blog muy bueno sobre finanzas, fue premiado y tuvo algún que otro reconocimiento más. Estuve 6 mese con ellos y la cosa no acabo como esperaba pues al final me di cuenta de… A ver como lo digo para no tener «problemas»… Al final tuve desencuentros por motivo de mis ingresos. Dejémoslo ahí, es un tema algo enrevesado.

En cuanto a la entrevista tengo un vago recuerdo pues fue cuando tenia 22 años (ahora tengo 26) pero me acuerdo de lo más «tocho» para que veáis un poco el rollo que llevaba la entrevista. Eso sí, contaba con algo a mi favor: Ellos me buscaron a mi para el puesto, no yo a ellos. Este era un punto a mi favor porque era fácil deducir que si ellos se pusieron en contacto conmigo es porque había un interés por su parte y se podía interpretar como que ya tenía un tramo del camino recorrido.

Me contactaron vía LinkedIn porque mi blog les gusto y como consecuencia les llame la atención. Me hizo mucha ilusión, era mi primera oferta de trabajo, la cual no busqué y podía convertirse en mi primer trabajo. Vamos, un 2 en 1. Además había sido gracias al blog, que por entonces era el blog «informal», nada que ver con lo que hoy es (dentro de que siempre se puede mejorar) y a pesar de eso y gracias a eso también había conseguido una oportunidad laboral. Y a todo esto súmale que tan solo llevaba 3 meses con él y que con ello confirmé la frase que le dije a mis padres hacia poco: El blog me dará trabajo. Es una frase que justo entonces les había dicho para argumentarles que me ayudasen pagándome un curso de 600 pavos, que después daría lugar a mi blog de ahora y a los conocimientos que adquirí.

Aunque lo cierto es que afortunadamente nunca he necesitado argumentar a mis padres para hacer X o Y curso. He tenido la suerte de que en todo lo que fuera por mi bien y por mi formación, me lo han dado. Pero esa frase rollo película fue «clave», mi madre a veces me la recuerda toda orgullosa como diciendo «tenias razón, acertamos en hacerte caso» Y menos mal… jajaja

Total… Que yo estaba súper contenta por todo eso, pero algo «cagada» también porque era mi primera entrevista. Y además, había 2/3 candidatos más, o eso me dijeron porque yo jamás vi a ninguno. Con el tiempo, que te haces más viejecita y avispada, y después de conocer como era el CEO de este sitio, llegue a la conclusión de que eso me lo dijeron a modo «farol», como para crear un ambiente más «profesional» o meter algo de «presión».

Bueno, pues la entrevista duró como 10 días o así. En serio, el CEO más que preguntarme cosas lo que me hizo fue ir 4 o 5 días a su oficina y «superar pruebas». Vamos, ejercicios prácticos, conversaciones así un poco «intensas», que ahora no recuerdo pero sí que salía de allí con la cabeza como un bombo. Durante esos días de «entrevista» hubo algún momento que sentí como que me estaban tomando el pelo, que se «aprovechaba» de mi. No digo que lo hiciera, sólo que alguna vez yo lo sentí así porque esas «pruebas» o «ejercicios prácticos» (o llámalo como quieras) eran tareas de la empresa y era beneficioso para ella y en esos días de «entrevista» sentía que hacia cosas que formaban parte de su trabajo, no del mío porque yo aún no estaba contratada. No habíamos firmado el contrato, que era una beca remunerada, ni cobraba por esas tareas. Y a todo eso súmale el plus de que no tenia ni idea de si me cogerían o no, ya que alguna vez me metían «presión» con los candidatos «imaginarios»…

Algunas de esas pruebas fueron las siguientes. Grabar un video a modo anuncio de la empresa donde yo era la protagonista y hablaba de la importancia del ahorro y de como esta empresa te ayudaba con los objetivos. A parte de editarlo también; redactar varios contenidos para el blog, para demostrar mis dotes de redacción y de «labia»; hacer un excel con no se qué movida, para organizar no me acuerdo que elementos; hacer una presentación, no recuerdo bien para qué, pero sí que la hice porque añadí cerditos de ahorro y movidas así; diseñar un par de creatividades que estaba a caballo entre ser un cartel y ser una infografía.

Y a parte de todo eso, seguramente se me olvide alguna prueba más. Como te dije, fui a la oficina como 5 días repartidos en 2 semanas y alguna de estas tareas las realizaba ahí y otras en casa. Vamos… Ni que fuera para Ogilvy o Mccan Worldgroup…

Pero, puesto conseguido. Durante 6 meses estuve como Social Media Manager que implicaba ser el Community Manager, además de hacer otras tareas de diseño, marketing de afiliación, Newsletters y muchas movidas más. Nunca me invitaron a un café pero al menos tampoco me hicieron llevar ninguno 😂

He creado la siguiente infografía con algunos consejos que yo he puesto en práctica para afrontar mi primera entrevista de trabajo y todas las demás. Espero que te sirva!! 😉

¿CÓMO FUE MI ENTREVISTA EN RESTEL?

Restel es una central de reservas hoteleras muy conocida. Pertenece al grupo Hotusa, un grupo internacional de más de 40 años de vida y que está centrado en el Sector Turístico, aunque tiene más empresas dentro de otros sectores. Una de esas empresas del grupo es Restel, como ya os dije, una central de reservas hoteleras cuyos clientes eran empresas como: El corte inglés viajes, Carrefour viajes, Halcón viajes y demás agencias conocidas. Así como también lo eran miles de pequeñas agencias de viajes que son menos conocidas.

Ofertaban un perfil para Marketing Digital/Social Media en la web de Jobsandtalent. Recuerdo que una noche, sobre la 1:30 de la madrugada, estaba buscando trabajo como loca. Y no solo de «lo mío» (como dice mi abuela), sino que eché también en HM, Zara, Rodilla, Burger King y algún lugar más. A parte de haber echado en 2 o 3 sitios más que vi de Marketing y derivados.

Reconozco que estaba verdaderamente desesperada por encontrar algo, necesitaba sentirme productiva, independiente, útil. En esos momentos trabajaba mi blog, mi marca personal, incluso ya iba teniendo algún que otro ingreso gracias a Marketinizate. Pero no era algo estable, aún estaba trabajándolo, acababa de estar trabajando en Ahorro.net y se me quedó la cosilla de mis ingresos mensuales y ahora ya no lo tenía. A pesar de estar trabajando mi blog y todo lo que ello conlleva, no estaba a gusto. 

Me sentía en la puta mierda, en serio. Volvía a recaer en esa sensación fea que sentí cuando tenía dudas sobre mi carrera y demás movidas mías. Quería trabajar como fuera y en lo que fuera. Entended eso, me refiero a que lo mismo me valía encontrar algo de «lo mío» que servir hamburguesas. Yo quería trabajar, tener objetivos, responsabilidades e ingresos.

Pues bien, si eso fue un Martes a la 1:30 de la noche, la mañana siguiente me llamaron de Restel sobre las 11:00AM. Me dijeron que les gustó mucho mi perfil y que querían entrevistarme para el puesto. Querian hacerlo al día siguiente, Jueves, pero recuerdo que tenía evento y les dije que si podía ser la semana siguiente. Me dijeron que sí, que el Lunes a las 17:00 y así fue. Allí estaba yo el Lunes a las 16:30. ¡Siempre puntual! Es muy importante en las entrevistas que no hagas esperar. Bueno, y en la vida en general. Odio que me hagan esperar…

En esta ocasión había más candidatos y yo entré la última. Recuerdo que antes de entrar estaba hablando con mis padres por el grupo de Whatsapp de «Familia» y me mandaban ánimos mientras que yo les mandaba emocionada fotos de las oficinas, pues había habido un cambio a mejor de las instalaciones del otro trabajo a este y no paraba de enseñárselo. Estoy segura de que ellos estaban más nerviosos que yo, tampoco mucho porque mis padres son bastante asiduos a la frase: No tienes nada que perder. Pero con poco que lo estuvieran, ya me superaban. Yo estaba realmente tranquila, impasible, porque verdaderamente no tenia nada que perder, solo que aprender.

En esta ocasión me entrevistó la directora de RR.HH a la que recuerdo con mucho cariño pues siempre fue muy amable conmigo. Desde el principio le hice bastante gracia y confío mucho en mi, o al menos eso me transmitía y demostraba siempre. Me hizo las típicas preguntas básicas que se pueden hacer de: ¿Qué estudias?, ¿Por qué decidiste estudiar esto?, ¿Qué es lo que más te gusta de tu carrera? ¿Por qué hiciste un blog? ¿Me cuentas su historia? (la del blog)… Anota, el entrevistador siempre tiene tu CV delante y lo va leyendo mientras te pregunta.

Una vez más el blog llamo la atención. Me dijeron después que fue un plus a la hora de llamarme para la entrevista y a parte también, me dijo que era el perfil «perfecto» para el puesto porque era joven, «fresca», muy digital y creían que aportaría mucho al Dpto. de Marketing. Para completar la entrevista, llamó al «Director» de Marketing (más adelante os contaré porque lo pongo entre comillas) para que me hiciera unas preguntas.

Me pareció un señor muy amable y dicharachero. Encima era ¡¡Manchego!! y me dió la sensación de que conectamos desde el principio. Pero solo fue eso, una sensación. Ya os contaré… Me hizo un par de preguntas, quizás 3 y ya. Creo que una era sobre mi blog, otra sobre la experiencia en el otro trabajo y la última sobre si sabia usar o no Photoshop. Le dije que no, que lo había toqueteado alguna vez pero que no consideraba que supiera pues era una herramienta bastante compleja y que abarcaba un mundo por descubrir de todas las funcionalidades que tiene. Añadí que estaba dispuesta a aprender. Lo dije de corazón, pero también es cierto que si en las entrevistas muestras ganas por aprender y la disposición de hacerlo, es un punto a tu favor. 

El que fuera sincera con lo de Photoshop le gusto bastante y así me lo hizo saber. Decía que había entrevistado a mucha gente que le decía que sabía usarlo y después no sabia casi ni abrirlo. Por tanto coleguis, otro punto a favor más… No mientas, muéstrate sincero en las entrevistas. Ten en cuenta que si te cogen después tendrás que demostrar que sabes hacer todas esas cosas que dijiste que sabias y como no seas capaz de hacerlo, tu reputación quedara bajo mínimos. Una cosa es «edulcorar» un poco el CV y saber venderte, hasta ahí totalmente de acuerdo, y otra muy distinta sobrepasar los limites vendiendo que tienes conocimientos que no tienes.

Pues bien, una vez pasada la 1ª parte de la entrevista, llego la 2º parte. Un test mezcla entre test de inteligencia y conducta con un test no sé que movida más pero había figuras geométricas, cálculos y cosas muy raras. Me dieron el tiempo que se suele dar en un examen, 1h y media. Así que imaginaos que test sería para necesitar 1h y media para hacerlo… Se me hizo eterno!! Habían pasado sólo 20 minutos y ya estaba que echaba humo. Había preguntas rarísimas con miles de respuestas, un jaleo enorme. Pero no podía contestar al «tun tun», tenia que hacerlo bien, quería quedarme con el puesto. Y así fue, me quedé con él. El test no debí hacerlo muy mal, no? jejeje 

Tranquis, no voy finalizar mi experiencia en este puesto sin contaros porque puse entre comillas lo de «Director de Marketing». Le puse entre «…» porque una vez estando dentro trabajando, él mismo me dijo que yo estaba ahí para completarle con mis conocimientos de Marketing pues el no tenia ni idea de ello ya que solo sabía Diseñar, que es lo que había estudiado él. No se si carrera, curso o qué, pero él solo entendía de diseño. Entonces… ¿Qué clase de Director de Marketing puede ser alguien que no tiene los conocimientos necesarios (y más que los necesarios debería tener) para desarrollar adecuadamente ese puesto en una empresa que contaba con unos 200 trabajadores?

Esta «confesión» me la hizo en una sala de reuniones a la que me había llevado para hablar a solas por haberle contestado, en un momento mío de agobio máximo, «Qué para qué me habían contratado si no me dejaban hacer nada?»… Me dijo que le había gustado esa contestación porque había demostrado carácter, pero que quería explicarme porque no podía hacer ciertas cosas. Básicamente me lo argumento con temas económicos de la empresa, cosas confidenciales que evidentemente no voy a contar. Pero si voy a compartir contigo que en este puesto para nada me sentí ni valorada ni fue una experiencia donde yo vi que me desarrollaba como profesional. Algo que me tenia bastante preocupada y «obsesionada» porque sentía que no avanzaba. Evidentemente de todo se aprende, de una forma u otra, pero se aprende.

No me dejaban hacer casi nada, solo publicar cuando tocaba en Facebook e incluso me tocó hacer de «comercial» al teléfono. Y es más, ahora que lo pienso, creo que aprendí más los días que hice esa labor, que fue una semana mas o menos, que el resto del tiempo ahí. Como pluses negativos a esta experiencia te contaré dos cosas más, que si bien son «feas» también me enseñaron mucho. De hecho lo único bueno que me ha aportado mi experiencia en Restel: la lección aprendida en estos dos casos.

Primer caso.

Como perfil de Marketing Digital que soy, tuve una idea bastante buena que después se llevo a cabo para lanzar la nueva web de la empresa y promocionarla. Se trataba de la creación de una Landing Page. El Director de Ventas no tenía ni idea de que era eso y mi «Director de Marketing», se lo explicó y vendió la idea como propia. Cuando no, fue una idea mía que le comenté previamente a la reunión.

Lección: Cubreté bien la espalda con tus ideas porque podrás encontrarte con el jefe cutre de turno que tenga creatividad y conocimiento 0 y se adjudique como propio tus ideas y/ó trabajo.

Segundo caso.

Mi contrato era una beca de 6 meses y cuando me quedaban tan solo 3 semanas para finalizarla me «echaron». ¿El motivo? Hoy sigue siendo un misterio. Jamás me regañaron, incluso llegué a tener buen rollo con el «Director de Marketing» que se vendía como «mi hombro de apoyo» si lo necesitaba. La directora de RR.HH, que os repito, siempre se porto muy bien, me comunico la noticia emocionada con lágrimas en los ojos (cuando lo veía lo estaba flipando, no sabia si llorar yo más o qué hacer) porque no entendía nada ni le habían dado una justificación seria y coherente de por que esto, y empatizaba con mi situación. Según había entendido ella gracias a las casi nulas explicaciones fue lo siguiente: «que mi perfil era muy moderno para el marketing que necesitaba la empresa». No os voy a contar más cosas que me dijo pero me apoyo muchísimo, me transmitió su descontento e indignación y siguió demostrándome que confiaba en mi.

De hecho, no hace mucho me mandó el siguiente mensaje por LinkedIn:

 

 

Este mensaje fue muy importante para mi porque si me quedaba alguna duda de si yo había hecho algo mal en este puesto, que no lo creo porque jamás nadie me llamó la atención por nada y mucho menos como para no dejarme terminar mi beca casi sin explicación alguna, este mensaje era la confirmación de todo aquello. 

Según me hicieron saber algunas de mis compañeras, creían que el motivo era que «que querían hacer de mi un comercial más para ir a puerta fría y como yo demostraba carácter y que no me podían moldear a su antojo pues puerta…» (a parte de otros posibles motivos más confidenciales que ellas me dieron) y que «yo pisaba fuerte» y eso al «Director de Marketing» no le hacia sentir cómodo. La verdad nunca he creído que fuera eso, ni lo pienso hoy día, para mi sigue siendo un misterio bastante injusto pues jamás me habían demostrado descontento, ni llamado la atención y me parecía bastante raro y feo que ni si quiera me dejasen de terminar la beca. Solo quedaban 3 semanas, no tenían que renovarme si no querían o no les gustaba o X cosa, pero jamás entendí porque ni si quiera esperaron 3 semanas y me dejaron terminar cuando unos días antes me preguntaron disponibilidad para ir a Sevilla a organizar un evento. En fin, toda una incongruencia.

Lección: te vas a encontrar con cosas o situaciones injustas que no están en tu mano controlar, que ni si quiera vas a saber porque ocurren ni te van a dar una explicación sólida al respecto. Si eso te pasa, analiza porque puede ser y si realmente eres «culpable» de ello, trata de ponerle remedio y mejorar. Si como en mi caso no tienes ni idea de nada por más que lo des vueltas, no te obsesiones, no te flageles como yo hice. Aprende de ello y pasa pagina rápido.

¿Por qué os cuento todo esto? Porque yo lo viví, es real y puedes encontrarte con ello. Habrá gente que crea que no debía ser tan explicita con todo esto o que debía de guardármelo para mi. A esa gente, si la hay, le diré que he sido muy elegante omitiendo otras cosas y que este post va sobre mi experiencia en entrevistas y en lo laboral, y esto es algo feo que viví y que forma parte de esa experiencia. ¿Por qué quedar bien y solo contar lo bonito? No… Yo no soy así. Yo viví esto, me echaron a 3 semanas de completar mi beca sin explicación alguna, me afecto bastante, llegué a pensar que no servía para ello, que no sería capaz de desarrollar una labor profesional y básicamente, me sentí una mierda.

En su día no pude arreglarlo porque no tuve ni la más mínima explicación, hoy tampoco creo que pueda arreglar nada ni quiero, pero sí compartir lo que viví y como lo viví y si eso puede servirte para tu futura experiencia laboral, para que tengas en cuenta que cosas puedes encontrarte o que clase de «gente» y de «Directores de no se que mierda» pues, habrá merecido la pena. Sin duda.

Y que coño… Me apetecía sacarlo y denunciar este hecho de algún modo por todo lo mal que me hizo sentir. Y ese modo, el único que tengo en mi mano, es escribir lo que me de la gana en mi casa, que es mi blog.

 

¿CÓMO FUE MI ENTREVISTA EN VASS DIGITAL? 

Bueno, ahora vamos a conocer como fue mi experiencia de trabajo en VASS Digital, la agencia y consultora de Marketing Digital y negocio donde trabajo. Justo cuando me nació la oportunidad de poder hacer una entrevista para VASS Digital, me surgió también otra oportunidad en Celgene, una Multinacional Estadounidense de la Industria Farmacéutica. En la misma semana tenia las dos entrevistas así que tuve que hacer un poco de malabares para poder acudir a ambas y trabajar a la vez. En esta época reciente de la que te hablo, ya el blog se había convertido en un trabajo más serio que tenia que sacar adelante y le echaba mis horas diarias. Cuando digo Blog, me refiero a él y a todo lo que deriva de él. Que por cierto, aprovecho y si no viste mi video sobre «¿Qué coño hago con mi vida?» donde cuento el trabajo que realizo con mi blog y algunas de las formas de monetizarlo que he experimentado. Te animo a que lo eches un vistazo y si te mola lo compartas y te subscribas a mi canal, claro 😜

Conocía VASS Digital porque tengo un familiar que trabaja en VASS, la empresa «madre» de VASS Digital y de otras muchas. Se enteró que había un puesto para la agencia y que posiblemente yo encajaba a la perfección en ese puesto. No lo dude ni un segundo y mandé mi CV a RRHH. Cerramos la entrevista y la hice a los pocos días. En esta ocasión estaba especialmente emocionada pues iba a tener una entrevista de trabajo en un sitio brutal para trabajar, ahora sí, en lo que verdaderamente me gustaba. No estaba nerviosa por la entrevista, pero sí estaba algo inquieta por que si no conseguía superarla, iba a perder una oportunidad muy buena. Sentía que era el sitio donde debía estar para aprender y crecer profesionalmente como a mi me gustaba, trabajando para varias marcas, no solo para una. Y con profesionales que yo había ido a eventos y había escuchado sus ponencias. Era todo la bomba, no podía dejarlo escapar y sí, esa presión que me metía me tenía bastante inquieta. 

Solo deciros que la entrevista empezó a las 9:45 y salí a las 12:45, casi las 13 de al medio día. Tres horas de entrevista, fue algo intenso y no por el tiempo en sí, sino por la cantidad de gente que me entrevistó. Un total de 4 personas. Primero me entrevistó la chica de RRHH y me explico los valores de la compañía y la historia. También me hizo alguna pregunta pero casi más de «colegueo» que profesional, muy cercano todo. Yo ahí aun no sentí que la entrevista había comenzado, aunque sí, evidentemente lo había hecho.

Después entró a la sala, el que hoy es mi jefe, para entrevistarme junto a otro compañero, aunque este tuvo que irse a los 20 minutos o así. Pablo, mi jefe y del que os dejo aquí su blog, fue muy simpático desde el primer momento pero se mostraba serio y todo profesional haciendo las preguntas pertinentes. Se interesó por mi carrera, por mi forma de ser, por mi experiencia laboral, por mi blog, del cual me preguntó bastantes cosas.

Me pregunto sobre la marca personal y que era esta para mi pues le gustaba mucho como trabajaba la mía y mi presencia en las diferentes redes sociales. Me dijo que le contase 3 cosas buenas y 3 cosas malas sobre mi y estuvimos un rato hablando acerca de ello. Me hizo un par de preguntas a modo «ejercicio práctico» sobre un posible proyecto de la agencia y consistía en que le dijera como creía que debía ser la comunicación de esa marca en las diferentes redes sociales. También estuvimos un rato desarrollándolo. Me pregunto infinidad de cosas y estuvimos hablando mucho tiempo.

Después llego otro señor de la parte de Consultoría, imagino que para poner el «broche final» a la entrevista. No estaba previsto que me entrevistase pero se enteró de que estaba y quería conocerme y hacerme algunas preguntas. Así me lo hicieron saber desde RR.HH y estuvimos hablando. Me estuvo haciendo preguntas sobre la carrera, sobre mi blog, sobre mi forma de ser y de igual forma que Pablo me pregunto sobre ese «ejercicio práctico», este señor me preguntó sobre el Referral Marketing (Marketing de referencia) y estuvimos hablando otro rato sobre él.

Punto importante de esta entrevista que quiero que tengas en cuenta: La importancia de tener contactos. En el mundo de los negocios, o en general en cualquier sector, es importante tener contactos que puedan avisarte de posibles oportunidades para ti. Evidentemente solo te dan el contacto y después la entrevista tendrás que pasarla tú y ganártelo tú solo, pero es importante tener contactos para saber al menos que puerta puede abrirse para ti, como para mi se abrió está.

Igual que es importante esto que acabo de decirte, también lo es que no vayas confiado. Tener un contacto no es lo mismo que tener un «enchufe» que te coloca ahí sin que tengas que «superar ninguna prueba» y ya. Tener un contacto es tener una oportunidad para que tú demuestres que mereces que te la den. Conseguirlo depende de ti, de tus capacidades, no de quien te da el contacto. Y ¡ojo! No tengo nada en contra de los «enchufes», cada persona por sus circunstancias de vida, su gente y demás tiene un tipo de «ocasión» que decide aprovechar como puede o quiere. Pero ¡Cuidado! No te confundas, son conceptos totalmente diferentes.

En cuanto a la vestimenta no soy una entendida en moda, más bien todo lo contrario. Voy a mi rollo, con lo que estoy más cómoda y más seguridad me da. Así visto siempre sea cual sea la ocasión, aunque evidentemente siempre me adapto a cada una de ellas. Pero sin perder el foco en lo que soy y en lo que valoro en cuanto a la a la forma de vestir. Para esta ocasión me puse un traje rosa palo de Zara, una camiseta básica gris de HM y unas deportivas Nike. Me parecía que era un conjunto elegante pero que a su vez podía seguir siendo yo misma con el toque de las zapatillas del rollo que aportaban ese toque «informal».

¿CÓMO FUE MI ENTREVISTA EN CELGENE?

La entrevista en VASS Digital y Celgene fue la misma semana y a esta última fui para aprender ya que me dijeron que consistiría en una dinámica de grupo y no en un «cara a cara» donde te hacen preguntas o «ejercicios prácticos». Me parecía atractiva la idea y no tenia nada que perder. El puesto en esta ocasión era para el Dpto de Innovación, que recién se estaba creando y necesitaban un perfil joven y «fresco» con ganas de aprender y crecer profesionalmente. 

Aquí volvemos a la importancia de tener contactos como ya os dije antes. En esta ocasión, nuevamente, tengo una amiga que lleva 2 años trabajando ahí y en su día le hablo a su jefe de que tenia una amiga (yo) que tenia un blog, que daba alguna conferencia que otra, que era muy…. pues muy así como yo soy, no se definirlo. El caso es que cuando empezaron a crear este Dpto en Celgene, el jefe de mi amiga se acordó de mi, igual que ella, y le pidió que me llamara y me hablara de la existencia de este puesto. Dicho y hecho. Me lo contó y aunque yo tenia la entrevista en VASS Digital, también dije que sí a esta y preparé CV, lo mandé a través de infojobs y fui a la entrevista.

Consistía en una dinámica de grupo donde éramos 9 candidatos para puestos diferentes, donde más candidatos había era para el que yo me presentaba, el Dpto de Innovación. Fue una de las entrevistas que más me gustaron, teníamos que dividirnos en grupos de 3 para conocernos entre nosotros y cada uno de nuestro grupo debía vender al compañero de al lado. Es decir, éramos tres, y uno me tenia que explicar en alto por qué yo era perfecta para el puesto y yo debía hacer lo mismo con otro de mis compañeros. Y así sucesivamente. 

Me gusto mucho porque previamente teníamos que charlar un buen rato (3o/40 min) para conocernos y saber que habilidades teníamos cada uno para poder hacer ese ejercicio de vender al compañero. Conocí perfiles muy dispares y sentí que me enriquecía al hablar con cada uno de ellos. Cada uno éramos de nuestro padre y nuestra madre pero estábamos haciendo un buen trabajo tanto en el mini grupo (el grupo de 3) y el grupo en general, de los 9 candidatos. Fue divertido y algo diferente.

Después hicimos otro ejercicio que era un problema tocho y debíamos resolverlo de la manera más inteligentemente posible. Todo iba bien, yo me sentía segura, de hecho percibía que a las personas de RR.HH que supervisaban la dinámica, eran 4, simpatizaban conmigo porque si es cierto que soy muy Esti, y tengo salidas que son graciosas pero coherentes y yo veía que se escapaba alguna sonrisa complice etc. Pero sabía que iba a pinchar donde lo hice: el Inglés. Es un idioma que es necesario para todo, ya lo sabemos, pero si encima es una Empresa Estadounidense pues imagínate…

Y efectivamente, es lo único que me fallo porque era uno de los 3 perfiles «favoritos» del jefe del dpto. Lo sé porque así me lo comunicaron después. Pero bueno, es algo que entendí que fuera así pues tener idiomas es fundamental y yo necesito seguir aprendiendo y mejorando mi inglés. De todos modos no me «dolió» ni chafo nada, estaba a la espera de recibir una respuesta por parte de VASS Digital donde me sentí muy cómoda y sentí desde el minuto 0 esa «conexión», ese sentimiento de «este es mi sitio». Quizás por eso no me afectó en absoluto no haber conseguido finalmente el puesto.

En cuanto a la vestimenta para esa entrevista lleve unos pantalones de vestir y una camisa azul clara de Zara y unas Adidas Stand Smith. Seguí en mi línea. En estas dos últimas entrevistas he añadido lo de vestimenta porque es un punto importante para las entrevistas. No puedes ir de cualquier forma, no puedes ni debes ir sin arreglar, pero tampoco maquillada como una puerta. Y tan importante es eso como lo que te dije antes, vestirse como uno vaya cómodo y seguro. Como uno sea. Como uno se sienta representado.


Pues hasta aquí llego el post sobre mi experiencia las entrevistas de trabajo y todo lo derivado de ellas. Supongo que lo sabéis, pero por si acaso no os lo cuento. Actualmente estoy trabajando en VASS Digital y estoy muy contenta de lo que hago, de como me tratan y de las oportunidades que me dan al darme ciertas responsabilidades. Me transmiten confianza y espero poder seguir mucho tiempo con ellos porque sé que es un lugar donde puedo desarrollarme como profesional. Y sino, habrá sido una bonita experiencia.

Espero que os haya gustado y os haya aportado algo de valor para que podáis enfrentar vuestra primera entrevista o cualquier otra que tengáis, así como para saber algunas de las situaciones que te puedes encontrar en ellas y en el mundo laboral. Espero también que si tenéis alguna duda o queréis comentarme algo, lo hagáis sin dudarlo en los comentarios de este post o a través de cualquiera de mis redes sociales. Sabéis que en la que más activa estoy es en Instagram, aquí os dejo el link, por si queréis contactarme por ahí o seguirme. En cualquier caso, yo leo siempre todo lo mandéis donde lo mandéis 😉

Abrazote!

EstiRizos

 

Comments 5

  1. Raquel

    Lo primero Muchísimas gracias por compartir toda esta información, y hacerlo de una manera tan sincera y explicando todos los procesos de selección de cada empresa paso a paso. Es una ayuda muy grande para todos los que buscamos empleo en marketing digital y se agradece!
    Estoy de acuerdo contigo en todo!
    En que siempre hay que ser uno mismo en las entrevistas, y dejar de vender humo, que no es lo mismo adornar un pelín el curriculum que intentar parecer stephen hawking jajajaja
    La vestimenta es muy importante pero por supuesto tienes que sentirte cómodo, de qué te sirve ir el día de la entrevista hiper arreglado si después te cogen, y el resto de tus días trabajando allí no vas a poder soportar ese estilo de ropa porque no va contigo…pues eso mejor más sencillo y siempre agusto con uno mismo. 😜
    Y por supuesto personas caraduras, ya sea tu jefe o algunas veces pasa con compañeros, las hay en todos lados, a si que es importante guardarse un poco las espaldas, pero si por lo que sea alguna vez te quitan alguna idea (que a mí también me ha pasado) ten en cuenta que esas personas no tienen la creatividad de crear más ideas chulas como esa, sin embargo tu si, y podrás demostrar en cualquier otro momento lo que vales.
    Por cierto yo también estoy a tope con el inglés!!! 💪🏼 Es muy importante a si que a por ello!!
    Saludos!!

    1. Post
      Author
      La Rizos

      Raqueeeel!!! Te puedes creer que acabo de ver este comentario del rollo que me dejaste hace mucho?? Pufff, soy un desastre!! Pero ya me vas conociendo jejeje Te agradezco mucho este comentario y todo lo que dices en él y me alegro muuuuchisimo de que te haya gustado este post de las entrevistas 😉 Un abrazo amiga!

  2. Joseph Towers

    Gratamente sorprendido por tu estupendo y exhaustivo modo de narrar tus experiencias.
    Casualmente me he dedicado (si bien no específicamente ya que mi carrera es distinta) a trabajar en puestos muy parecidos y por lo tanto he experimentado entrevistas casi idénticas a las tuyas.
    Crear un blog, sin depender de redes sociales ni pre-fabricados es una más que estupenda manera de darte a conocer, así que gracias por la idea.
    Irónicamente yo tengo mil y una experiencias que contar en procesos de contratación y entrevistas… A cada cual más dura, surrealista y desesperante. Creo que también me daría para una página como ésta.
    Gracias por tus consejos, si algún día tengo que volver a ponerme de cara a un inquisidor de RRHH los seguiré.

    Un abrazo.

  3. Miriam Muñoz

    Estibaliz, muchas gracias por tu blog fue enriquecedor lo que compartiste y ayudará a otros jóvenes que deban preparar su entrevista a donde les interese ir a trabajar.
    Además narras un ejemplo de dinámica que implementan los reclutadores para que los aspirantes demuestren conocimientos y habilidades, así como lo que se refiere a un «proyecto» para conocer el modo en que sueles trabajar.
    Te voy a compartir (tu blog) con mis estudiantes para que tomen en cuenta tus experiencias.

    Saludos desde Puebla, México.

    1. Post
      Author
      La Rizos

      Muchísimas gracias por este comentario!! Es muy motivador que una profesora quiera enseñar mi blog a sus alumnos❤️ Aquí estamos para lo que necesiten!! Saludos desde Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *